Acta Asamblea General Ordinaria 2018

ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA DEL 17-03-2018.

ORDEN DEL DÍA:

1º.- Apertura de la Asamblea por parte del Sr. Presidente.

2º.- Aprobación, si procede, de la Cuenta de Pérdidas y Ganancias del ejercicio 2017.

3º.- Aprobación, si procede, de la Auditoría de Cuentas del ejercicio 2017.

4º.- Elección de la Comisión de Control Interno.

5º.- Ruegos y preguntas.

Comienza la Asamblea General Ordinaria a las 10:30 horas, y en segunda convocatoria.

 

1º.- Apertura de la Asamblea por parte del Sr. Presidente.

El Sr. Presidente da lectura al discurso de bienvenida en el que, en primer lugar, recuerda a los 362 mutualistas fallecidos en el 2017. Destaca también la preocupación por el gran aumento del número de fallecimientos ocurridos en los últimos años. A pesar de tener 1.200 mutualistas menos que en el 2007, ser la edad media de los mismos sólo 6 años superior y haberse llegado a fallecer a una media de 80 años, han fallecido 131 personas más. Todo ello obliga a tener que aumentar el volumen de socios para así compensar las bajas.

A continuación hace referencia a que durante el año 2017 se ha continuado con la adaptación a las nuevas normativas, en virtud de las cuales ahora el Gobierno Vasco informa que se debe tener una Comisión de Control Interno, que será constituida en la Asamblea con las personas apuntadas para ello. Por lo que pide autorización para cambiar el orden del día y poder realizar primero la votación, dando así tiempo a hacer el recuento mientras se van desarrollando otros puntos. Los asistentes deberán votar en las papeletas que se han entregado a la entrada, marcando un máximo de tres cruces o candidatos.

Por último, menciona que se van cubriendo las Provisiones Técnicas y que en la Auditoría ya sólo figura una pequeña salvedad de trámite que será explicada después. También informa que, gracias a la bajada de las cuotas-derrama por edad, se ha incrementado el número de altas, lo cual ha ayudado a compensar el aumento del gasto provocado por el mayor número de fallecimientos.

2º.- Aprobación, si procede, de la Cuenta de Pérdidas y Ganancias del ejercicio 2017.

El Sr. Tesorero lee la Cuenta de Pérdidas y Ganancias abreviada. Al finalizar interviene el Sr. Presidente para hablar del estudio actuarial, que marca la cantidad de provisión técnica. El año 2017 ha terminado con unas pérdidas de 33.625,20 €, pérdidas no reales sino contables, debidas a tener que dotar la obligada provisión técnica para decesos.

Un mutualista pregunta por qué es tan elevado el importe de gastos del local. El Sr. Presidente responde que, debido a las humedades que se llevan sufriendo desde hace años, se ha tenido que picar el mortero suelto del techo ya que éste se desprendió y cayó. Ocurrió durante el fin de semana, por lo que afortunadamente no hubo que lamentar daños personales. El hierro del forjado estaba oxidado y reventó el hormigón. Todo ha sido comunicado a la Comunidad de Vecinos y está en manos de un abogado. Además se ha tenido que pagar un informe pericial.

El mismo señor pregunta también qué compañía de seguros tiene la Mutualidad, a lo que se le responde que es Reale.

Continúa preguntando por la partida de gastos de oficina, que es notablemente superior a la del año anterior. El Sr. Presidente explica que es debido a que en el año 2017, además de la carta de la Asamblea, también se han enviado por correo los Estatutos nuevos.

La siguiente intervención del mismo mutualista es para preguntar a qué se refieren los gastos financieros. El Sr. Presidente responde que en el año 2017 venció un fondo de inversión, que dio intereses, pero también hubo que soportar unas retenciones.

A continuación, el Sr. Presidente pasa a hablar del plan de reequilibrio que tiene la Mutua hasta el año 2024. Explica que se debe encontrar la manera de hacer más altas para blindar así el futuro de la entidad. En la Asamblea anterior ya se aprobó bajar las cuotas de entrada por edad y gracias a ello se han recaudado más de 80.000,00 € por ese concepto, que han ayudado a compensar un poco los gastos de fallecimiento. Ahora se está trabajando en intentar fraccionar el recibo en dos veces ya que hay muchas bajas por impago debido a la crisis.

Un mutualista pregunta cuándo se terminarán de dotar las provisiones técnicas. El Sr. Presidente le contesta que esas provisiones van en función de los socios y del movimiento económico y van variando de un año a otro. Hay un plazo de adaptación de 20 años para conseguir que las provisiones técnicas se ajusten a la ley.

El mismo señor pregunta a qué es debido tanto incremento en las cuotas anuales, ya que el porcentaje de subida es más alto que el I.P.C. El Sr. Presidente le dice que en los inicios de la Mutua, cuando se fundó, era un organismo solidario. Cuando alguien fallecía se ponía dinero entre todos para pagar su sepelio, es decir, “los vivos pagaban a los muertos”. En la actualidad, la normativa obliga a que cada uno de los mutualistas se pague, mediante cuotas, su propio funeral. Es como si fuera un plan de pensiones, de ahí que la Mutua sea una E.P.S.V. Tal y como ya se ha comentado anteriormente, es el estudio actuarial el que, en función de unas variables y de unos cálculos, establece la cuota para el buen funcionamiento de la Mutualidad. También es imprescindible hacer altas para ir compensando las bajas.

Otro mutualista manifiesta estar de acuerdo en que hay que poner mayor interés en conseguir más altas y dar facilidades de pago.

El Sr. Presidente, tras explicar la diferencia entre las compañías de seguros y la Mutualidad, da por concluido el punto nº 2 del orden del día pasando a someter a votación la Cuenta de Pérdidas y Ganancias del ejercicio 2017.

Queda aprobada la Cuenta de Pérdidas y Ganancias del ejercicio 2017 por unanimidad.

 

3º.- Aprobación, si procede, de la Auditoría de Cuentas del ejercicio 2017.

El Sr. Presidente comienza explicando las salvedades de los ejercicios anteriores que figuraban en la auditoría de cuentas y añade que en el año 2017 se han subsanado todas ellas, excepto la referente al plan de reequilibrio que está en marcha y durará hasta el ejercicio 2024.

Aprovecha también par contar la anécdota de que los propios auditores tuvieron que acudir al Gobierno Vasco para que les explicaran ciertos puntos de la nueva ley que tenían diferentes interpretaciones.

Por todo ello se puede decir que la Mutua sigue poniendo todos los medios necesarios para cumplir dicha ley a rajatabla.

Un mutualista pregunta hasta que punto los auditores tienen autoridad suficiente como para interceder en la marcha de la gestión. El Sr. Presidente aclara que los auditores no interceden en la marcha de las gestiones de la Mutualidad sino que se limitan a hacer su trabajo y a dar los datos que aparecen en la auditoría, que es presentada al Departamento de Hacienda del Gobierno Vasco que comprueba que todo se ajuste a la ley, ya que de lo contrario podría abrirse un expediente a la entidad.

El Gobierno Vasco, hasta la fecha, ha ido aconsejando cómo actuar, cómo adaptarse a las nuevas normativas, etc. Un ejemplo es la Comisión de Control que va a ser constituida seguidamente y que está incluida en la ley desde hace dos años cuando fue aprobada. Otro ejemplo es la elaboración de una Memoria o Informe de Gestión. Se redactó un informe detallado, de unas veinte hojas, donde se explicaba todo el funcionamiento interno de la Mutualidad pero, al ser presentado al Gobierno Vasco, éste recomendó modificar algunos puntos. Por lo que se corregirá y se presentará de nuevo para conseguir el visto bueno definitivo.

A continuación el Sr. Presidente lee el informe de auditoría de cuentas anuales. Únicamente cabe destacar, como ya ha mencionado al principio del punto, que en el mismo se habla de que la Mutua ha definido un plan de adaptación para incrementar el valor contable de la provisión técnica hasta que la misma sea suficiente para garantizar los compromisos adquiridos con los mutualistas.

También se explica que la entidad es sujeto pasivo del Impuesto de Sociedades, habiendo presentado liquidación de dicho impuesto por primera vez en 2017. Hasta el informe de auditoría del ejercicio 2016 ha figurado una salvedad como consecuencia de la falta de presentación en ejercicios anteriores.

Un señor pregunta el nombre de la empresa que hace la auditoría. Se le responde que es Grant Thornton.

El Sr. Presidente añade que la auditoría de la Mutualidad, al ser ésta una entidad de utilidad pública, resulta más cara. La empresa que audite las cuentas tiene que estar homologada para hacer el trabajo en este tipo de entidades y esta firma auditora es una de las pocas existentes que cumplen los requisitos. En su día se pidió presupuesto a muchos auditores, algunos no entendían bien el funcionamiento de las Mutuas, otros prefirieron no ser contratados, hasta que por fín se dio con los actuales, que estaban homologados y dispuestos a hacer su trabajo. Además hay que destacar que la Junta de Gobierno está muy contenta con ellos, por la absoluta dedicación, profesionalidad e interés que han manifestado en todo momento.

Seguidamente se somete a votación la aprobación de la Auditoría de Cuentas del ejercicio 2017, quedando aprobada por unanimidad al no haber ningún voto en contra.

4º.- Elección de la Comisión de Control Interno.

Se procede a dar el resultado de la votación para la elección de la Comisión de Control Interno.

Total de mutualistas que han votado: 135

Papeletas en blanco: 6

Papeletas con error: 1

Mutualista nº36.300: 95 votos.

Mutualista nº694.630: 117 votos.

Mutualista nº112.560: 83 votos.

Mutualista nº51.070: 79 votos.

Por lo tanto, la Comisión de Control Interno queda constituida con los tres primeros mutualistas, que son los que mayor número de votos han obtenido.

El Sr. Presidente anuncia que se les convocará a una reunión para explicarles más detalladamente cuál será su cometido, añadiendo que en principio se reunirán más o menos cada tres meses, después de cada reunión de Junta de Gobierno. Se les facilitará la documentación de dicha reunión para que elaboren un informe dando su opinión sobre los temas tratados y sobre si las decisiones tomadas cumplen o no la ley.

Continúa el Sr. Presidente poniendo el ejemplo de lo que ya se pronosticó hace varios años en relación a las compañías funerarias. En la actualidad en Bizkaia sólo quedan 3 grandes compañías que han absorvido a las pequeñas. Cuando en su día se propuso comprar el tanatorio fue precisamente para evitar que esas empresas funerarias subieran el precio del servicio funerario a la Mutua.

Otro ejemplo de decisión tomada, fue cuando al empezar la crisis se añadió la cuota de alta a pagar a la hora de inscribirse, para ir así recaudando más dinero. En la actualidad y como ya se ha mencionado anteriormente, se está preparando la aplicación informática de gestión para poder fraccionar el recibo en dos veces, para todas aquellas personas que lo deseen, y como medida para evitar tanta baja por impago.

5º- Ruegos y preguntas.

Un mutualista pregunta cuántas Mutualidades existen en el País Vasco, a los que el Sr. Presidente le contesta que son unas 38. El mismo señor pregunta si a todas ellas también se les aplican las normativas. Se le responde que sí, aunque como va en función del volumen de socios, no tienen las mismas obligaciones que la Mutua San Pedro.

Otro señor pregunta si los gastos originados en el local por las humedades han sido contemplados como gastos recuperables. El Sr. Presidente dice que sí, puesto que se van a recuperar los importes pagados.

Un mutualista pregunta si a todos los socios se les va a girar el recibo en dos veces. Se le responde que no, que sólo a aquellos que lo deseen. El mismo señor plantea si el fraccionar el recibo originará gastos, a lo que se le contesta negativamente.

Otro mutualista pregunta si los vecinos que viven en la Comunidad de Arizgoiti nº7 son socios de la Mutua. Se le responde que sí, que prácticamente todos.

El señor comenta que entonces no entiende por qué no ponen solución a las obras de la Mutualidad y a las humedades. El Sr. Presidente dice que, más que por actuar de mala fé, es por dejadez, nadie se quiere hacer cargo del asunto.

Interviene un mutualista para decir que cuando falleció su madre el año anterior, la Mutua no se hizo cargo del traslado de los familiares, después de cuarenta años como socia. Falleció en Torrevieja y fue enterrada en Palencia. La Mutua cubrió el 75 % del coste del traslado de su madre pero no corrió con los gastos del traslado de sus familiares, que también eran mutualistas. Detalla que él concretamente tuvo que recorrer 2.000 kilómetros con su padre enfermo. Por todo ello quiere que le den razones que le puedan convencer para no irse a otra compañía.

El Sr. Presidente explica que las prestaciones de la Mutua son para todos los socios iguales y que se cubre el traslado, la caja, el tanatorio, etc. pero del fallecido, no de los familiares. Que la cuota que se paga no da para más. Añade que se puede ir voluntariamente a otra compañía pero que sepa que le van a cobrar más y que probablemente tampoco le cubran el traslado de los familiares de un fallecido, puesto que las aseguradoras funcionan por capitales y con ese capital justo les llega para el funeral. Además a medida que cumpla años, le irán subiendo la cuota.

El mutualista vuelve a hablar para opinar que, si se está diciendo que hay que hacer más socios, quizás lo que se debería es proponer más prestaciones. El Sr. Presidente dice que ya se ha hecho, se valoró y se aprobó el tema de la incineración, que antes no entraba, y en la actualidad se han ampliado los servicios, con el asesoramiento jurídico gratuito a las familias tras un fallecimiento.

El señor insiste en que hay que tener en cuenta que los socios se hacen mayores y no se pueden trasladar. El Sr. Presidente contesta que esos temas son más a tratar por los servicios sociales que por una Mutua de Decesos.

Otro mutualista interviene para hablar sobre los socios que no se pueden localizar. El Sr. Presidente expone que los Estatutos están muy claros, pero el problema está en que nadie se los lee. Por ejemplo, el artículo 13º, punto 3 dice que “todo socio en el que hubiere algún cambio en sus datos personales, deberá notificarlo obligatoriamente para la actualización de ficha”. Algo que es tan sencillo, muy pocos lo hacen. Actualmente hay 1300 personas que no se pueden localizar, porque no se tiene ni el teléfono ni el domicilio actual. Si hubiera algún problema con su recibo y viniera devuelto, sería imposible localizarles y serían finalmente dados de baja por impago. Se ha intentado de todas las maneras, localizando teléfonos en las páginas blancas, buscado familiares, incluso se contrató a una chica que durante un año entero estuvo actualizando los datos.

Este mismo señor dice que él no se refiere a la Mutua, sino a otras compañías. El Sr. Presidente responde que en otras compañías será cosa suya e invita a este socio a que en otro momento se acerque a la Mutualidad para hablar de todos esos temas con más tiempo.

Un mutualista opina que no hay que olvidar que ésto es una Mutualidad y que hay que ser responsables e intentar defender a la entidad. Él personalmente se ha presentado para formar parte de la Comisión de Control Interno, porque sabe algo de cuentas y cree que puede aportar cosas buenas a la Mutualidad.

Seguidamente el Sr. Presidente interviene para mencionar los dos temas importantes de la Mutualidad, que dan problemas constantemente. Primero, hay que tener los datos actualizados, obviamente para poder contactar con los socios. Y segundo, en caso de fallecimiento, siempre siempre hay que ponerse en contacto con la Mutualidad y nunca llamar a una funeraria. Si se acude a una funeraria ya no hay capacidad de negociación puesto que atenderán a la familia de modo particular cobrándoles libremente los precios que quieran. En esos casos, la Mutualidad abona a la familia el “importe normal de actuación”, es decir, lo que a la Mutua le hubiera costado el sepelio, más los 100,00 € de indemnización por fallecimiento y los gastos de cementerio (si fuera el caso).

Son cosas tan básicas que los socios no hacen y que en ocasiones generan muchísimos problemas que las administrativas tienen que solventar con familias enfadadas, que dicen que no sabían que tenían que llamar porque, en definitiva, no se leen el libro de los Estatutos. Aunque por otro lado también parece obvio, si uno tiene una avería y necesita una grúa, se pone en contacto con el seguro del coche, llama al seguro, no llama directamente a la grúa. En el caso de la Mutua, es a ésta a quien se debe llamar para que mande al coche funerario.

Una mutualista dice que ella ha acudido varias veces a las oficinas de la Mutua y siempre le han atendido de maravilla. Falleció su esposo y no puede decir nada malo del servicio prestado por la Mutua.

El Sr. Presidente dice que siempre que hay un problema, se hará todo lo posible por defender los derechos del socio, pero siempre que éste tenga razón.

No habiendo más comentarios ni preguntas, el Sr. Presidente se despide dando las gracias a los asistentes y dando por concluida la Asamblea General a las 12:05 horas.

Fdo.: El Secretario      Fdo.: El Presidente

Fdo.: Mutualista…      Fdo.: Mutualista…

Be Sociable, Share!

Deja un comentario